CÓMO DECORAR UN JARDÍN PEQUEÑO

Nardi Sofas Komodoelementoangolo Ambient Images Lr - Cómo Decorar Un Jardín Pequeño

Si quieres saber cómo decorar un jardín pequeño, en estas fotos encontrarás inspiración y consejos para disfrutarlo como si fuera XL

Nardi Sofa Komodo5 Tortoraghiaccio Ambient Images2 Lr - Cómo Decorar Un Jardín Pequeño

PLANIFICA CON CABEZA

Sea como sea tu jardín –sí, también si es pequeño–, hay varios elementos que nunca deben faltar. La combinación de vegetación, madera, fibras naturales y piedra son denominadores comunes en todos ellos. Cuando pienses en cómo decorar un jardín pequeño, no prescindas de ninguno de estos elementos. ¡Parecerá que estás en un frondoso vergel aun con tamaño mini! Además, con esos elementos, la frescura y la calidez están aseguradas.   

Nardi Sofa Komodo5 Tortoraghiaccio Ambient Images3 Lr - Cómo Decorar Un Jardín Pequeño

DISTRIBUYE DEJANDO EL MÁXIMO ESPACIO LIBRE

La disposición de un jardín pequeño es clave para sacarle todo el partido. Aunque todo dependerá del uso que quieras darle. Si te has planteado poner dos zonas, una de estar y otra para comer, por ejemplo, pon el sofá de exterior pegado a una pared y dale mayor protagonismo al comedor. Si te decantas por un solo uso, puedes colocar el mobiliario en una posición central, concediéndole todo el protagonismo.

NO PRESCINDAS DE LOS MUEBLES DE EXTERIOR

Por muy pequeño que sea tu jardín, no te prives de colocar una zona de relax. No hace falta que tenga ni demasiados muebles y, mucho menos, que sean muy voluminosos. Valora tus necesidades y los usos que vas a dar al jardín. Elige piezas de fibras naturales y madera –para aligerar el ambiente las primeras y dotarlo de calidez las segundas–. Los muebles para terrazas pequeñas y balcones son también una buena alternativa para jardines XS.

DATE A LAS PLANTAS

Si buscas cómo decorar un jardín pequeño con plantas, vas en buen camino. Son las aliadas perfectas para asegurar la frescura y la sombra en verano. Aportan bienestar, te ayudan a estar en conexión con la naturaleza y llenan el jardín de belleza y colorido. Una buena idea es elegir plantas arbustivas y trepadoras, con las que aseguras que tu jardín parezca un vergel. Otra opción son las aromáticas, con las que conseguirás una fragancia superagradable. Puedes utilizarlas para cocinar, como la albahaca o el perejil, o para crear saquitos con aroma.

DECORA UN JARDÍN PEQUEÑO CON MACETAS

Quizá en su día te pareció que poner suelo en el jardín era una buenísima idea –por comodidad y limpieza–, seguro que ahora echas de menos tener alguna que otra planta y el agradable efecto que brindan. Pero no te preocupes porque hay muchísimas opciones. Las macetas son el mejor soporte para cualquier tipo de planta y tienen mucho poder decorativo. Las de barro son las más tradicionales, aunque puedes pintarlas para conseguirles más protagonismo y un toque más actual. También las de fibras son tendencia gracias a la calidez y el extra de naturalidad que ofrecen.  

DECORA EN VERTICAL

Además de las macetas, los jardines verticales se han convertido en la estrella de cualquier espacio al exterior. Conseguirás la frescura y agradable atmósfera que ofrecen las plantas y liberas el suelo. Un menor número de elementos en un jardín pequeño hará que parezca más amplio. Y sin renunciar de la belleza y verdor de la vegetación.  

CÓMO DECORAR UN JARDÍN PEQUEÑO CON FLORES

Llenan de color, aroma y vida cualquier espacio. ¡Y más en un jardín de escasas dimensiones! Las trepadoras con flor, como las buganvillas, la glicina o el jazmín son buenas opciones que también impregnan el ambiente con un delicioso aroma. Otra alternativa es colocar grandes jardineras con azaleas u hortensias, combinadas con macetas más pequeñas con margaritas y lavandas. ¡Tendrás un jardín mini de cientos de colores!

ELIGE LAS ESPECIES ADECUADAS

Si no se te dan muy bien las plantas o no tienes tiempo para proporcionarles demasiados cuidados, lo mejor que puedes hacer es elegir especies autóctonas. O al menos que puedan desarrollarse con facilidad con poca atención. Si vives en un clima mediterráneo, las aromáticas serán muy agradecidas. En las zonas cálidas, las tropicales se dan a la perfección. Y si donde vives hace más frío que calor, el jazmín, el crisantemo o el acebo crecerán frondosos. ¡Ah! Y si llueve mucho, el brezo o las hortensias son una buena opción. Infórmate de cuáles son las especies que mejor se dan en la geografía de tu zona y tendrás un jardín con flores perfecto. Por muy pequeño que sea.  

 

Applebee Muebles De Jardin
Muebles De Jardin Applebee
Rinconera-Sticks-And-More1
Conjunto-Comedor-Milou-Black
Conjunto-Milou-Blanco-2
Lugo-Estructua-Bronce
Mesa-Slide-Charcoal-Conjunto
Sillon-30B-1
Conjunto-Libeccio-1
Mesa-Fano-110Cm-1
Mesa-Fano-110Cm-2
Rinconera-Belluno-Charcoal-1

Anterior
Siguiente

SOBRE UN SUELO DE GRAVA

Las piedras ofrecen un resultado rústico, acogedor y personal. Cubre la tierra de tu mini jardín con grava y el efecto será magnífico. Otra opción para decorar un jardín pequeño con piedras es utilizarlas para enmarcar y diferenciar una zona, proteger un área con plantas –como mulching que sirve para evitar la proliferación de malas hierbas y regular la humedad del sustrato– o diseñar un camino en el césped.  

CUANDO EL JARDÍN ES INTERIOR

Patio, terraza o jardín interior. Llámalo como quieras. Destacan porque están a salvo de miradas indiscretas y protegidos ante el viento y grandes corrientes de aire. ¿Qué cómo decorar un jardín interior pequeño? Nuestra recomendación es que lo conviertas en una zona de tu casa para desconectar y relajarte. Una hamaca puede ser una opción, pero también lo es colocar césped artificial y convertirlo en un pequeño oasis en conexión con el interior de tu casa. 

¿JARDÍN EXTERIOR? APUESTA POR LA PRIVACIDAD

Aunque sea pequeño, si tu jardín da a la calle o se ve desde otras viviendas, apuesta por utilizar las plantas para asegurar la privacidad. Tardarán algunos años en crecer y convertirse en un agradable muro verde que os protege, pero por un resultado así merece la pena esperar. Si quieres una solución rápida, elige cañizo o celosías.    

CÓMO DECORAR UN JARDÍN PEQUEÑO CON POCO DINERO

Si no quieres invertir demasiado en decorar tu jardín –y eres fan del DIY–, hay muchos proyectos que puedes hacer tú mismo. Los palés, por ejemplo, son perfectos para desarrollar tus dotes bricoladoras. Hacer un sofá de palés no es tan difícil como parece. Y lo mejor es que podrás diseñarlo del tamaño perfecto para que encaje en un jardín pequeño. Para ahorrar algo más de dinero, opta por convertir recipientes –como latas, botes o cubos– en macetas y reproduce las plantas que ya tienes. ¡Bricolaje y jardinería en uno!

CONVIÉRTELO EN UN SOLÁRIUM

Si andas corto de espacio en tu mini jardín, deberás priorizar su uso. A veces es mejor destinarlo a una sola cosa y así evitar un jardín abarrotado y lleno de cachibaches. La opción de colocar tan solo dos tumbonas, como en la foto, nos encanta. Y mucho más si son tan bonitas y apetecibles como esas de rafia. Un trocito de césped puede ser mucho más que eso con los muebles adecuados.

UN SENCILLO MANTO VERDE

El césped es una genial para decorar un jardín pequeño. Podrás disfrutarlo siempre que quieras, ya sea para tomar el sol, jugar con los niños o, sencillamente, disfrutar del placer de caminar descalzo sobre él.

CÓMO ILUMINAR UN JARDÍN PEQUEÑO

Para tener más espacio en el suelo, evita las lámparas de pie o las que sean demasiado voluminosas. Se comerán el espacio y pueden llegar a deslumbrar. Lo más adecuado en un jardín pequeño es colocar guirnaldas de luces. Son geniales para crear iluminación ambiental y un ambiente muy acogedor cuando anochece.

UN PEQUEÑO JARDÍN CON SOMBRA

Aunque la superficie no sea mucha, si de verdad quieres poder disfrutar de tu jardín, la sombra es un elemento básico. Si es XS, coloca una sombrilla –articulada si el espacio lo permite–, pero si tienes algo más de espacio, lo mejor es una pérgola a medida. ¡Estilo y sombra garantizados!

DE INSPIRACIÓN CAMPESTRE

¡O la mejor idea para decorar un jardín exterior pequeño! Porque no podría ser de otra manera: ¡con esas vistas! Exprime el ambiente que se respira en el campo para que la decoración de tu jardín no desentone con lo que lo rodea. Unos sillones de mimbre es un buen punto por el que empezar. Después añade una mesa tipo velador –con un pie que se divide en tres patas– en blanco. El conjunto no ocupa demasiado espacio y podrás seguir disfrutando de un paisaje espectacular desde tu pequeño jardín. 

UN JARDÍN PEQUEÑO CON MUCHO COLOR

Dale un toque divertido a tu jardín y llénalo de vitalidad a través del mobiliario. Elige sillas y mesas de distintos colores. El resultado es vistoso, alegre y encantará a los más pequeños. Si además los eliges plegables, podréis utilizar los muebles cuando los necesitéis y guardarlos cuando no les estéis dando uso.

EL MURMULLO DEL AGUA

Un jardín pequeño tiene sitio suficiente para poner una bonita y relajante fuente de circuito cerrado. Hay muchísimos diseños que se adaptan genial al espacio. Este tipo no necesitan una conexión de agua, por lo que la podrás poner en tu rincón favorito. Perfecto para deleitarte con el rumor del agua al atardecer. 

UN PEQUEÑO JARDÍN EN LA ESCALERA

Cuando un jardín es pequeño hay que buscar cualquier recurso para que sea más acogedor. Así que si el acceso es mediante una escalera, no te olvides de integrarla con el resto de la decoración. Añade unas plantas en macetas y unas luminarias en las que colocar unas velas. ¡Verás que romántico y encantador!

 



Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Deja una respuesta

This site uses cookies to offer you a better browsing experience. By browsing this website, you agree to our use of cookies.